Camino al andar camino - 0 Full view

Camino al andar

Todos caminamos hacia algún sitio. Nada es lo que parece ya que la inmovilidad en realidad no existe. Podemos caminar en terreno tedioso dando vueltas, pensamos que nuestra vida es tranquila,  o atravesar las cataratas victoria de nuestras inquietudes. Estar en paro, trabajar en un sitio mil eurista, tener todo el dinero del mundo y caer en el tedio de dar vueltas al mundo y no conocerse en un espejo.

La vida es caminar, dar vueltas, perder tiempo, minutos de vida o atravesar selvas, senderos prodigiosos tras altas y peligrosas montañas. Da igual tu decisión, el camino está bajo tus pies, tú en tu albedrío has elegido. En unos casos lo que te propusieron tus padres, amigos o maestros y en pocos lo que tú mismo has elegido. Pero si tanto has elegido un camino u otro, en alguna parte del mismo, mi propio camino se ha cruzado con el tuyo.

Y únicamente decirte que si bien te he podido dar la mano para saludarte, quizás me hayas confundido, como aquel que te ha de llevar la carga o regalarte lo que a tesoro en mi mochila. Las cargas son individuales, pero no los abrazos ya que siempre se necesita a otro caminante para los mismos. Y mi riqueza, eso que me llena, no está hecha para ti, ya que como no lo has ganado, no sabes de su precio y esfuerzo. A parte que riquezas hay muchas, ideas que no germinan en mente ajena, o un simple trozo de papeles que a ti no te dice nada, pero que es un mapa mundi de mi existencia.

Camina…

Camino Santiago

Written by admin

Related Articles

1 Comments

Leave a comment