Marketing de 4 millones marketing_cien - 0 Full view

Marketing de 4 millones

Marketing de 4 millones y pico

Si te dedicas al marketing y tienes cuatro millones y pico de dólares estás de enhorabuena. Sea cual sea tu producto vas a venderlo, da igual que sean secadores, pisos en Torrevieja Alicante o fundas para la televisión de ganchillo. La super bowl americana te da 30 segundos de su tiempo a cambio de tu dinero. En un espacio deportivo televisado a todo el planeta, es raro que nadie vaya a comprarte, más bien todo lo contrario. Si en cambio no tienes esos millones pero quieres vender tu producto lo vas a tener un poco más complicado pero no difícil.

Si haces marketing, sabrás de mercado, de tendencias, de cómo encontrar nichos donde asentarse y crecer. En cambio si eso del marketing se te antoja superfluo no te desanimes cuando abras tu negocio y te des cuenta, que hay otros quince iguales que el tuyo muy cerca. Esto es algo común en este país, cuando algo funciona lo copias, haces exactamente lo mismo, creas competencia con el fin de llevarse todos los clientes, pero hay un pequeño problema. Que el exceso de competencia es un error ya que dinamita tu sector tirando precios y servicios, lo que traducido viene a ser, otro negocio más que apenas tiene clientes para sobrevivir.

Y solamente te quedan dos opciones, o formarte en marketing y ventas, o echar el cierre. Al menos en Madrid el cierre es la más común de las decisiones. Pero si no quieres dejar morir las ilusiones con las que iniciaste tu negocio, permíteme aconsejarte antes de tirar la toalla…. ¡Haz marketing!

¿Y qué marketing puedo hacer? Te preguntarás, pues en tus circunstancias el de guerrilla, no te queda otra. El concepto de marketing abarca muchos temas, pero quédate con el análisis del mercado antes de tomar una decisión. Analizando la competencia verás porqué les eligen a ellos en vez de a ti, observaras lo que no tienen y tú sí puedes ofrecer y te plantearás si deseas apostar por la diferenciación, o por la imitación. Yo no soy partidario de la imitación, para empezar está bien, pero cuando llegan los problemas, o tus clientes se pierden, ¿A quién imitas? Imagínate que eres un caniche e imitas a una pantera, cuando se te enfrente una situación complicada, ¿le ruges o le ladras? Es mejor medirte con los de tu tamaño, aunque siempre debes de pensar en grande, en este caso como pantera o león.

Imita pero no rujas, ruge si tienes dientes.

¿Y cómo comunico sin 4 millones de dólares? Pues muy fácil con tu ordenador personal, con tu email, con tus redes, con tus panfletos colocados estratégicamente en paradas de autobús. Que por iniciativa no quede, prueba todas las opciones, experimenta y sobre todo mide resultados. Si de mil llamadas, de mil email, de mil tweets consigues un cliente vas por buen camino. En marketing los porcentajes de conversión son altos, es decir 1 de cada 100 te compra. Y si quieres bajar ese ranking debes de mejorar respecto a lo que ofrece la competencia. Mejor producto, servicio, precio, atención, etc.

Dime lo que vendes y te diré quién te compra.

Busca tu nicho, tu tipo de público, el que te gustaría y te vendrá otro. Es inevitable y aunque debemos perseverar para conseguir nuestro modelo cliente, no desestimes al público que te compra. Ese público te prefiere por algo, por tu producto, servicio, etc. Analízalo para descubrir porque no te viene tu cliente tipo. En el peor de los casos tu idea principal cambiará al público no objetivo, si eso cubre tus expectativas. Y en el mejor de los casos te permitirá tomar decisiones, si debes cambiar el rumbo, invertir en otras cosas, etc.

El roedor que corre en la rueda nunca llega a su destino.

No te conformes, no tires jamás la toalla, si no llegas, si no consigues lo que quieres, detén esa rueda y averigua tus contras, si necesitas reforzarte en un área o en otra, si necesitas ayuda, consejo, gestoría, abogado, etc. El camino al éxito es largo, alguien te lo tiene que decir, pero no desfallezcas, utiliza siempre tú cabeza y sentido común. Para finalizar te diré que la empresa de Mi nube, invirtió 1000 euros o menos en una campaña de éxito para lanzar su producto. Unas simples camisetas y un saco de nubes de chucherías fueron suficiente para obtener una repercusión similar a una inversión de miles de euros. Simplemente se pusieron las camisetas con el logo de su empresa, y repartieron nubes a todos los blogueros nacionales que acudieron a un evento famoso en Sevilla. Resultado, salieron en muchísimos blog y su ascenso fue muy importante.

¿Qué vas hacer tú? ¿Surfear marketing? Estoy seguro, ya que cuando estás bajo las olas no ves el horizonte, así que toca aprender, en los siguientes capítulos te iré enseñando como sin 4 millones de dólares puedes hacer tú camino.

marketing_vale
marketing vale por 4 millones y pico.

Written by Rubén García Codosero

Escritor y programador o viceversa.

Related Articles

1 Comments

Leave a comment